SlideShow

0

Un huevo


Fue un accidente de auto. Nada particularmente destacable, pero fatal sin duda. Dejaste a una esposa y dos hijos. Los paramédicos hicieron su mejor esfuerzo por traerte de vuelta, pero no había nada que hacer. Tu cuerpo estaba completamente destrozado, fue mejor así, créeme.

Y entonces me viste.

—¿Qué… qué ocurrió? —me preguntaste—, ¿dónde estoy?

—Moriste —te dije de una vez. No hay por qué andar con rodeos.

—Había un… un camión, y se estaba saliendo del camino…

—Un choque.

—¿Morí?

—Pero no te sientas mal por eso. Todos mueren.

Miraste alrededor. No había nada, sólo tú y yo. —¿Qué es este lugar? —me preguntaste—. ¿Es lo que hay después de la vida?

—Más o menos —te respondí.

—¿Eres Dios?

—Sí, lo soy —te dije, para tu estupefacción.

—Mis hijos… mi esposa…

—¿Qué con ellos?

—¿Estarán bien?

—Me gusta eso. Apenas moriste y tu mayor preocupación es tu familia. Eso es bueno.

Me miraste fascinado. Para ti no me veía como Dios, me veía como cualquier hombre. Alguna vaga figura de autoridad. Más un profesor de gramática que el Todopoderoso.

—No te preocupes —te dije—, estarán bien. Tus hijos te recordarán como alguien perfecto en todos los sentidos. No tuvieron tiempo para guardarte algún rencor. Tu esposa se lamentará en público, pero secretamente sintiéndose aliviada. Para ser sincero, tu matrimonio estaba desmoronándose. Si te sirve de consuelo, se sentirá muy culpable por sentirse aliviada.

—Ah… Entonces, ¿qué pasa ahora?, ¿podré ir al Cielo o al Infierno o algo así?

—A ninguno. Reencarnarás.

—Vaya —murmuraste—, los hindúes tenían razón.

—Todas las religiones tienen razón a su manera. Ven conmigo.

Seguiste preguntando mientras paseábamos por el vacío. —¿Dónde vamos?

—A ningún lugar en particular. Es agradable caminar mientras hablamos.

—¿Cuál sería el punto de esto? —no demoraste en preguntarme—. Cuando renazca, seré como un pizarrón en blanco, ¿no? Un bebé. Y así toda mi experiencia y lo que hice en esta vida no importará.

—Te equivocas, tienes contigo el conocimiento y experiencias de todas tus vidas pasadas, sólo que no lo recuerdas ahora mismo —paré de caminar y te tomé por los hombros—. Tu alma es más hermosa, magnífica y gigante de lo que puedas imaginar. Una mente humana puede contener apenas una fracción de lo que eres. Es como meter tu dedo en un vaso de agua para ver si está caliente o frío. Pones una pequeña parte de ti en el vidrio, y cuando lo quitas, consigues toda la experiencia que tenía.

»Has sido un humano por los últimos 34 años, en estos instantes no puedes sentir el resto de tu inmensa conciencia. Pero si nos quedáramos aquí por más tiempo, comenzarías a recordar todo. Claro que no tendría sentido hacer eso entre cada vida.

—Supongo que habré reencarnado infinidad de veces…

—Oh sí, muchas veces, y en muchas vidas distintas. Esta vez reencarnarás en una campesina china del año 540 d. C.

—No, ¿qué? —tartamudeaste—, ¿me enviarás al pasado?

—Pues, técnicamente. El tiempo, como lo conoces, sólo existe en tu universo. Las cosas son diferentes de donde vengo.

—¿De dónde vienes? —curioseaste.

—¡Oh claro! —te empecé a explicar—. Vengo de algún lugar… un lugar distinto a éste. Donde hay otros como yo. Sé que querrás saber cómo es ahí, pero sinceramente no entenderías.

Estabas algo decepcionado. —Pero en tal caso, si reencarno en otros lugares y épocas, ¿podría interactuar conmigo mismo en algún momento?

—Seguro. Ocurre todo el tiempo. Con ambas vidas sólo preocupadas de su propia existencia, nunca te percatas de ello.

—¿Cuál sería el punto? —reiteraste.

—¿Lo dices en serio?, ¿me preguntas por el sentido de la vida?… ¿No te parece muy trillado?

—Es una pregunta razonable —insististe.

Te miré a los ojos. —El sentido de la vida, la razón por la que hice este gran universo, es para que madures.

—¿Te refieres a la raza humana?, ¿quieres que maduremos?

—No, sólo tú. Hice este universo para ti. Con cada nueva vida creces y maduras, y aumentas tu intelecto.

—¿Qué hay de los demás?

—No hay nadie más —te dije—. En este universo, no existe nada más que tú y yo.

Palideciste. —Pero toda la gente en la Tierra…

—Todos son tú. Diferentes encarnaciones de ti.

—Espera, ¡¿soy todos?!

—Ahora lo vas entendiendo —te dije, con una palmadita de felicitación en la espalda.

—¿Soy cada humano que ha vivido?

—O que vivirá, sí.

—¿Soy Abraham Lincoln?

—Y eres John Wilkes Booth, también —agregué.

—¿Soy Hitler? —me preguntaste, cohibido.

—Y eres los millones que mató.

—¿Soy Jesús?

—Y eres cada uno que cree en él. —Quedaste en silencio.

Cada vez que victimizaste a alguien —empecé—, te victimizaste a ti. Cada acto de bondad que has hecho, te lo hiciste a ti. Cada momento feliz y triste que ha sido experimentado por cualquier ser humano, fue, o será, experimentado por ti.

—¿Por qué?

—Porque algún día serás como yo. Porque eso es lo que eres, uno de mi clase. Eres mi hijo.

—Vaya… —me dijiste incrédulo—. ¿Quieres decir que soy un dios?

—No, aún no. Eres un feto. Seguirás creciendo. Una vez que hayas vivido cada vida humana en todos los tiempos posibles, habrás crecido lo suficiente para nacer.

—Entonces todo el universo —me dijiste— es…

—Una especie de huevo —te respondí—. Ahora es tiempo de irte a tu próxima vida.

Y con eso, te envié hacia tu destino.
0

Black knight ... El satélite misterioso


Nuestro planeta ha contado con la presencia de su satélite natural desde mucho antes de que el mismo tuviera la capacidad de albergar vida. Pero no fue sino hasta 1957 cuando la Unión Soviética lanzó el Sputnik I que nuestro planeta empezó a llenarse de satélites artificiales que han sido utilizados para infinidad de aplicaciones, especialmente en telecomunicaciones. Hoy hay tantos satélites en el cielo, la mayoría inservibles, que la basura espacial se está convirtiendo en un verdadero problema para la humanidad.

Pero hay personas que no creen que el Sputnik I haya sido el primer satélite artificial que orbitó nuestro planeta. Para ellos, hay un satélite, llamado el “Caballero negro” (Black knight) que lleva miles de años observándonos y recogiendo datos. El nombre de caballero negro viene de la época medieval, cuando los caballeros negros eran aquellos que actuaban sin que los demás tuvieran claro qué tipo de alianza tenían o a quién le rendían cuentas, de la misma forma, no se sabe a ciencia cierta para que está ahí ese satélite y quién hace uso de él.


Todo empezó en 1927, cuando dos investigadores en materia de ondas de radio, Carl Stoermer y Leo C. Young, recibieron una misteriosa señal procedente del espacio y, por lo tanto, en aquella época, difícilmente humana. En 1960, según los registros de Sputnik I, se captó la misma señal, que provenía de un lugar indeterminado de la órbita de la Tierra.

Ambas señales, según reveló John A. Keel en su libro Disneyland of the Gods eran de corta duración pero abundantes en información que no pudo ser desencriptada o comprendida.

En 1960 se empezaron a dar los primeros avistamientos visuales del misterioso objeto. Miembros de una expedición científica de EE.UU. detectaron un objeto no identificado en la órbita polar, cuyo tamaño era claramente superior al de cualquier objeto fabricado por el hombre y enviado en el espacio. El 3 de septiembre de ese mismo año, una cámara de seguimiento de Long Grumman Aircraft Corporation logró tomar una imagen del objeto, que había sido rastreado a lo largo de dos semanas. Sin embargo, esa fotografía nunca se hizo pública.


La misión de Gordon Cooper

En 1963, Gordon Cooper realizó una misión espacial que consistió en dar 22 vueltas en órbita a la Tierra. En el último de esos movimientos, Cooper anunció por radio haber visto un objeto de color verde brillante cerca de su cápsula.

Sin embargo, al regresar a tierra no se le permitió a Cooper realizar declaraciones al respecto y tres semanas después se emitió un comunicado oficial que aseguraba que Cooper había sufrido alucinaciones debido a una fuga de dióxido de carbono en la cápsula.


Misión STS-088

Sin embargo, fue en la misión STS-088 cuando se tomaron imágenes definitivamente comprometedoras y oficiales. Pueden consultarse en el mismo catálogo de la NASA. Las fotografías fueron tomadas desde el mismo transbordador Endeavour y las explicaciones que dio la NASA fueron escuetas: tan sólo se trataba de basura espacial.


Más datos ... 

* Curiosamente en 1899, el genio y excéntrico Nikola Tesla construyó en su laboratorio en Colorado Springs el primer gran receptor/transmisor de Ondas de radio. Meses después de estar investigando, Tesla anunció que en medio del ruido eléctrico que estaba recibiendo había una señal demasiado periódica y regular como para ser natural. Tesla estaba convencido que esa señal era un intento de comunicación por parte de una raza extraterrestre y pensó inicialmente que la señal se originaba en Marte. Pero luego de rastrear la señal por meses, se dio cuenta que era imposible que proviniera de Marte y su lugar de origen tenía que ser algún lugar en la órbita de la Tierra.


* Años después, otro gran genio e inventor de la radio Marconi también anunció la recepción de una extraña señal proveniente del espacio, demasiado regular para ser simplemente ruido, esta señal se recibiría durante varios días para luego desaparecer completamente. A partir de ahí, las ondas de radio generadas desde la Tierra se multiplicaron y los métodos tradicionales para escuchar estas señales se volvieron inservibles.


* Una noche de finales de verano de 1927, un grupo de radioaficionados en Oslo, Noruega, entre ellos un ingeniero llamado Jorgen Hals, empezaron a recibir unas extrañas señales en sus equipos de audio. A diferencia de las reportadas por Tesla y Marconi, estas señales eran claramente de origen humano, pertenecientes a una emisión de radio proveniente de Endhoven en Holanda. Lo curioso de esas señales es que los ecos aparecían con varios segundos de retraso pero casi la misma intensidad, un efecto que aún no tiene una explicación clara pues las ondas viajando tanto tiempo a través de la tierra regresarían con mucha menor potencia.



Bien es cierto que bajo el nombre de ‘Caballero negro’ se ha podido crear toda una "leyenda" y que quizá todas las referencias expuestas no tienen conexión entre sí, o por lo menos no más conexión que la que los conspiranoicos les atribuímos, pero desde luego, las imágenes tomadas desde el Endeavour son geniales, no tienen desperdicio.

Fuente:
http://misteriosconxana.blogspot.mx/2013/04/black-knight-el-satelite-misterioso.html

0

Roca con mapa estelar


Una roca con mapa estelar fue hallado en Kupang, Indonesia en 1992 por un geólogo que estuvo explorando una cueva en el monte de satanás (Mount of Satan), lo increíble de la roca son las inscripciones que contiene abren la mente de quien la estudia y se pueden sacar conclusiones varias, como que podía tratarse de un mapa estelar.


 Las fotos han sido difundidas por diversas paginas webs de todo el mundo, la roca fue descubierta por un geólogo que exploraba una cueva en el monte satanás en Kupang, Indonesia por la noche. El geólogo se encontró con una gran cantidad de piedras extrañas y recogió la muestra que es la que se puede observar en las imagenes de este post. Por desgracia el geólogo que encontró la piedra murió en 1994 por enfermedad, dos años después de encontrarse con las piedras extrañas.


 Examinando la piedra se puede comprobar que se pueden distinguir diferentes dibujos, los cuales han adquirido el sobrenombre de roca con "mapa estelar", algunos pensarán, ¿que bobada es esta de "mapa estelar"?.

 Pues simplemente es por llamarlo de alguna forma, ya que los dibujos o inscripciones coinciden con gran exactitud con el mensaje que Carl Sagan y Fran Drake diseñaron en una placa que fue colocada en la Pioneer 10.


La Pioneer 10 es una sonda que fue lanzada al espacio en 1972 siendo la primera maquina construida por el hombre que atravesó el cinturón de asteroides y tomo fotografías y datos de Júpiter. Después se dirigió hacia el último planeta del sistema solar, que por aquel entonces era Neptuno, para luego alejarse hacia los confines del Universo con la placa diseñada por Carl Sagan y Frank Drake, que representa un mensaje para alguna civilización extraterrestre que pudiera encontrar la sonda,

¿Es este un artefacto legítimo? Quizás esto realmente podría ser una concreción septaria, un tipo de formación rocosa donde las grietas o separaciones ocurren y se rellenan con minerales. Las tallas podrían muy bien estar hechas por el hombre. Pero deja que tu mente divague ...

 ¿Qué podrían significar estas esculturas? ¿Por qué están ahí?

 ¿Dejó un explorador extraterrestre una tarjeta de llamada detrás suyo?

Fuente:
http://www.mundomisterioso.net/2013/02/se-ha-encontrado-un-mapa-estelar.html
http://enigmasmisterio.blogspot.com/2013/02/roca-con-mapa-estelar-kupang-indonesia.html
0

Extraña nube en forma de Espiral en Moscu


En Rusia se han capturado varias decenas de fotos de una nube espiral muy extraña, cerca de Moscú el día 24 de Diciembre de 2012 por la mañana apareció la nube que pueden observar en las fotos de este post. La nube denominada de forma popular con el nombre de "espiral celestial", tiene una forma inusual en un cielo relativamente despejado. Muy curiosa la forma de la nube de estas fotos, la nube puede compararse o es similar a uno de los muchos símbolos de estructura genética por todos muy conocido del ADN.


No busco darle simbolismo de señal celestial a las fotos de nube espiral del gigantesco país de Rusia, pero la nube es muy extraña y curiosa. Todos sabemos que las nubes en ocasiones obtienen formas muy peculiares, pero esta foto es realmente asombrosa.


Existen muchas más fotos de la nube espiral o "espiral celestial" que están siendo difundidas por diferentes medios de prensa y por las redes sociales en los últimos días sobretodo en Rusia, me ha parecido una foto interesante para rellenar este blog de enigmas y misterios. Ahora las preguntas enigmáticas y de misterio, ¿como se ha formado esta nube?, ¿es artificial?, ¿existe explicación científica?. Como dije con anterioridad a falta de explicación científica, las nubes en ocasiones crean formas muy peculiares, no creo que tenga demasiado misterio esta nube captada cerca de Moscú, pero no deja de ser interesante.

Fuente:
http://enigmasmisterio.blogspot.com/2012/12/rusia-cerca-de-moscu-fotos-de-nube.html
0

Tubos Baigong

Se encuentran en las entrañas de la montaña de Baigong en la provincia China de Qinghai. Existen varias entradas en la montaña que van a parar a los lugares donde fueron descubiertos los tubos de aspecto metálico, aunque no sabe lo largos que podrían llegar a ser, si que se sabe el grueso que tienen y donde acaban, se han podido descubrir tubos desde el tamaño de un alfiler a tubos de 16 cm de grosor. Todos los tubos desembocan en un lago de agua salada, aunque salen de la montaña no se sabe desde que lugar exactamente, ya que parecen venir de las entrañas de la Tierra.

 Los tubos Baigong desde que se conocen han sido cuestión de debates e investigaciones para lograr averiguar quien los coloco en aquel lugar, con que fin y para que. Las leyendas locales especulan con que se trata de un laboratorio de origen extraterrestre que fue construido en el monte Baigong en algún momento del pasado. Las listas de Ooparts u objetos fuera de su tiempo suelen incluir los tubos Baigong como elementos sin explicación del pasado.

Parece muy extraño que un ambiente totalmente hostil en que tan solo aparecen algunos nómadas de paso muy de tanto en tanto, hubieran aparecido tubos metálicos de una supuesta construcción del pasado. La única explicación racional es que los únicos que pasan por allí, son nómadas que deberían de haber desarrollado la metalurgia y unas capacidades tecnologicas muy avanzadas para lograr penetrar en las rocas para pasar los tubos.
 Los científicos en las primeras investigaciones realizaron diferentes análisis a los compuestos de las tuberías, llegaron a la conclusión, de que las tuberías contenían un 92% de minerales y de metales muy comunes en la Tierra, mientras que el otro 8% de la tubería sería de origen desconocido. ¿Tal vez de extraterrestre?

La última explicación científica para los tubos de Baigong 

 Según los últimos estudios realizados por científicos, creen haber llegado al fondo del misterio. Por su parte creen que se trata de moldes de raíz de árbol fosilizados. Según explican estos científicos las raíces de arboles presentes en la zona en un pasado remoto habrían contribuido en la formación del suelo, lo que explicaría porque se encuentran estas raíces en la roca, la formación de la roca es un proceso que se llama diagénesis (proceso que transforma el suelo en roca), las raíces habrían podido llegar hasta cierta altura de la montaña por alguna inundación, lo que podría haber provocado que estas hubieran contribuido a la formación de la roca.

 Parece que algunos misterios pueden ser explicados con el tiempo por la ciencia y esto también es muy interesante, no todo pueden ser construcciones de civilizaciones pasadas desconocidas u extraterrestres, aunque en ocasiones el no encontrar una explicación racional nos puede llevar a buscar otras explicaciones.

Fuente:
http://enigmasmisterio.blogspot.com/2013/09/tubos-baigong.html
0

Nuevas pirámides en Egipto eclipsaria los monumentos de Giza


El año pasado se publicó en diversos medios lo que podía ser uno de los más grandes descubrimientos de la historia, un conjunto de 5 montículos que podrían ser gigantescas pirámides cerca del complejo piramidal de Saqqara, Egipto.

 El hallazgo se realizo gracias a la herramienta gratuita de Google Earth por la arqueóloga aficionada Angela Micol en agosto de 2012, revelaba una serie de montículos en medio del desierto algo extraños ya que el origen geológico de los montículos es dudoso, aun siendo así se termino en que se trata de monticulos naturales.

 Un año después nuevas pistas han aparecido en forma de mapas muy antiguos en que se describen un antiguo complejo de pirámides precisamente en el lugar donde se encuentran los montículos. Los mapas pertenecen a una pareja compuesta por el ex-embajador del Sultanato de Oman y su esposa ex-consejera de la presidencia de Egipto y abogada. La pareja colecciona manuscritos, mapas y documentos antiguos. Según los coleccionistas las pirámides aparecen en varios de los documentos exóticos que poseen y creen que los complejos piramidales fueron enterrados a propósito para que fueran olvidadas y borradas de toda memoria histórica de la región.


Una expedición liderada por Mohamed Aly Soliman al sitio para comprobar si se trataban de pirámides revelo datos muy interesantes. Según explico Aly que estaba totalmente seguro que estos montes escondían un sitio antiguo, encontró cerámica y conchas de mar, además de reconocer que las capas de arena de los montículos no pertenecen al lugar en cuestión, más bien debió de haber sido trasladada desde otro lugar cercano.

Las evidencias de que algo se oculta bajo los montes son claras, pero se le tienen que sumar una prueba más realizada por Mohamed Aly Soliman, con un detector de metal logro determinar que existía metal bajo una de las cavidades que se encuentran en las dos pirámides principales del sitio, las cavidades evidencian que existe un túnel además de se detecta metal en el interior de los montículos.
 La investigación se encuentra paralizada en estos momentos y Angela Micol para continuar con las investigaciones necesita financiación por lo que creo una pagina web (http://www.indiegogo.com/projects/have-lost-pyramids-been-found-in-egypt-with-google-earth) para lograr fondos y continuar con lo que podría ser uno de los descubrimientos más importantes del siglo o podría decir del milenio.


También el año pasado apareció otro hallazgo muy interesante en Egipto también cerca del complejo de Saqqara, pero en esta ocasión se trataba de asentamientos y tumbas además de 17 pirámides por debajo del suelo sin que ningún montículo asomase al exterior. Pudo revelarse lo que ocultaba el desierto gracias a satélites de la NASA que cartografían el subsuelo con infrarrojos, aunque la noticia adquirió bastante relevancia en el momento, un año después no se conocen más datos sobre las investigaciones.

Fuente:
 http://enigmasmisterio.blogspot.com/2013/07/nuevas-piramides-en-egipto.html
0

¿Alucinación o Realidad?


Decide tu mismo lo que quieras ver, lo que quieras pensar, lo que quieras creer, sin dejar que nadie te diga lo contrario.

0

Tecnologia Extraterrestre en las Piramides


0

La momia extraterrestre en la luna


La historia viene de un hombre que afirma que fue parte de una misión especial de la NASA.  William Rutledge es un jubilado y vive ahora en África. Hace algún tiempo salió a revelar algunos hechos asombrosos sobre su implicación con la NASA a finales de los 70. Rutledge afirma haber trabajado en al menos dos misiones a la Luna, incluyendo el fallido Apolo 19 y el Apolo 20, que dice que fue lanzado en agosto de 1976, desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea de EE.UU.





Ambas de estas misiones, según Rutledge, fueron "clasificadas junto a las misiones del espacio" resultante de la colaboración entre Estados Unidos y el gobierno de la Unión soviéticos. Esta no aparecen en ninguna lista de las misiones de la NASA -- y, si esto es verdad -- por buenas razones. 

El propósito de estas misiones fue investigar un objeto grande en la cara oculta de la Luna en la región Delporte-Izsa, supuestamente descubierto y fotografiado durante la misión Apolo 15. Se suponía que el objeto, que vagamente se asemejaba a un caza de "X-Wing" como se ve en las películas de Star Wars, han sido una gran nave extraterrestre que se había estrellado o de lo contrario fue abandonada en la Luna en tiempos remotos. 

Hacia la nave extraterrestre 

Oficialmente, las misiones Apolo de la NASA tuvieron fin con la número 17. Seis de ellas se posaron en la superficie lunar, de la número 11 a la número 17 inclusive con la excepción del Apolo XIII.
Se supone que, después de la número 17, tres cohetes Apolo fueron usados en misiones posteriores, pero fuera del Programa Apolo y sin tener por objetivo la Luna, sino un recorrido más corto: enviar tripulaciones a la estación espacial Skylab. Y una más para la misión Apolo-Soyuz. Sin embargo, lo que William Rutledge afirma es que el Apolo 17 tomó, entre otras, la fotografía de la nave alienígena abandonada, lo cual condujo a que las tres misiones de alunizaje posteriores fueran secretas y se realizaran en cooperación con los soviéticos. 

De las tres misiones, la Apolo 18 habría orbitado la zona a fin de confirmar los datos, la Apolo 19 habría sufrido errores de telemetría que le impidieron alunizar y la Apolo 20 habría logrado lo inimaginable: obtener evidencia palpable de vida extraterrestre. 

Siempre según Rutledge, la misión se llevó a cabo con tres astronautas: una norteamericana (Leona Snyder), un ruso (Alexei Leonov) y él mismo como comandante. 

Lanzada en agosto de 1976, la nave cumplió su propósito y, tras el alunizaje, se pudo llegar a la zona objetivo. Allí encontraron la nave alienígena, de más de 3 km. de largo, abandonada según parecía desde mucho tiempo atrás, salvo por un cadáver aún conectado a lo que parecía un sistema de animación suspendida. La exploración de la zona les permitió ubicar además restos de una estructura artificial, quizá una base abandonada. 

Rutledge afirma que la misión Apolo 20 hacia la Luna fue lanzada exitosamente el 16 de agosto del 1976, con una tripulación de tres miembros: William Rutledge, ex CDR de los laboratorios Bell/USAF, Leona Snyder, ex CSP de los laboratorios Bell/NASA, y Alexei Leonov, el cosmonauta soviético del "Apollo-Soyouz" (misión de un año antes). El cohete lanzado fue de fabricación norteamericana (Saturn 5 rocket) y el módulo lunar, de fabricación soviética.


El sobrevuelo antes del alunizaje del Apolo 20 
Este es el canal de TV del módulo lunar LM-15 durante la última vuelta antes del descenso. LM-15 pasa por encima de Tsiolkovski, Fermi, Delporte y Lukte antes de pasar sobre el cráter Izsak Y. La nave espacial está filmada con un lente de teleobjetivo cercano, revelando más detalles. La CDR comunica las coordenadas del sudeste de las partes principales de la nave espacial, de más de 3 kilómetros de largo. Las distorsiones de color son causados ​​por la rueda giratoria en el interior de la TV de color Westinghouse:



El siguiente video se filmó con una cámara que está fijada en el ocular del telescopio, dando imágenes más claras y con más detalles:



El encuentro con la Mona Lisa 

Rutledge afirma que ellos (con el cosmonauta soviético, Lexei Leonov) desembarcaron un módulo Lunar (hecho en rusia) cerca de la nave extraterrestre y que realmente entraron en él. Ciertos artefactos fueron descubiertos y recuperados, incluyendo dos cuerpos que alegaba eran los "pilotos"-- uno estaba en excelente condición y parecía ser femenina. Un segundo cuerpo estaba demasiado deteriorado para ser recuperado y solo se recuperó la cabeza. La ser femenina ha sido nombrada, "Mona Lisa".

"Entramos en el interior de la gigantesca nave espacial, y también entramos en otra nave triangular que se encontraba dentro de la gran nave. La exploración determinó que se trataba de una nave nodriza muy antigua, que navegó el espacio hace por lo menos 1.5 millones de años. Habían muchas señales de biología en su interior, encontramos vestigios de antiquísima vegetación en una especie de "motor" en la sección donde estaban. También encontramos rocas especiales triangulares que emitían "lágrimas" de un líquido amarillo que aparentemente tienen algunas propiedades medicinales especiales y por supuesto, restos de otras criaturas extra solares".

"También encontramos restos de pequeños cuerpos alienígenas (10 cm) que yacían en una enorme red de tubos de vidrio a lo largo de la nave. Dicha red fue llamada "Ciudad" aquí en la Tierra, poco después de nuestro regreso. Pero el gran descubrimiento, -aparte de la monstruosa nave- fue el de los dos cuerpos, uno de ellos prácticamente intacto. La"Ciudad" fue también llamada "Estación Uno", pero estaba tan deteriorada que parecía ser una red de tubos conteniendo verdadera basura espacial, llena de chatarra y piezas de oro. Sólo una construcción parecía intacta, la cual nombramos la "Catedral". Tomamos fotos de cuantas piezas de metal encontramos, y de cada parte donde habían muestras de caligrafía. La "Ciudad" parecía ser tan antigua como la nave".

"No recuerdo quién nombró a la mujer -el cuerpo recuperado-, si Leonov o yo, pero esta es mi descripción: Humanoide, mujer, 1.65 metros, con genitales, cabello, y seis dedos. Función: piloto, encontrada con dispositivos de navegación fijados en los dedos y los ojos. Tuvimos que cortar dos cables conectados a la nariz. Leonov tuvo que cortar los dispositivos conectados a los ojos. Concreciones de sangre o líquidos biológicos fueron derramados a través de la boca, la nariz, los ojos y algunas partes del cuerpo. No tenía ropa, traje espacial o vestimenta alguna".


"Algunas partes del cuerpo se encontraban en condiciones inusuales de preservación, (como el pelo) y la piel estaba protegida por una delgada capa transparente. Como dijimos al control de la misión, por su condición, no parecía estar ni muerta ni viva. No teníamos entrenamiento médico, por supuesto, pero Leonov y yo realizamos una prueba fijando nuestro equipo biomédico en el cuerpo de la mujer, pero para sorpresa de todos, la telemetría recibida y verificada por uno de los médicos del equipo del control de la misión en la Tierra fue positiva. Aparentemente se encontraba en un profundo estado de hibernación o animación suspendida. Pero esa es otra historia". 

También encontramos un segundo cuerpo, prácticamente destruido, pero trajimos de vuelta la cabeza. La piel era de color azul-gris, azul pastel. La piel tenía algunos detalles extraños por encima de los ojos y la parte delantera, además tenía una correa alrededor de la cabeza, sin ninguna inscripción. El "cockpit" de la nave nodriza estaba lleno de escrituras y estaba formado por largos tubos semi hexagonales. Ella está en la Tierra ("Mona Lisa" y 
no está muerta, pero prefiero publicar otros vídeos antes de contar lo que pasó después." 


Mientras que el vídeo y la historia podría haber sido falsificada, el objeto que fue fotografiado por el Apolo 15 es a todas luces real. No es la decoloración de la superficie, un artefacto fotográfico o un cráter extrañamente iluminado. La fotografía 3D muestra claramente la forma y la posición de este objeto muy inusual. 

0

Una extraña noche en una posada


¿Crees en los fantasmas? Ésta es una pregunta que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos hecho o hemos escuchado de alguien más, pero en ocasiones hay que fijarnos bien de “quien” proviene esa pregunta. Déjame contarte una historia.

Me encontraba de viaje en un pequeño pueblo de la península Mexicana, un sitio con poca fluencia turística pero que me ofrecía un paisaje pintoresco, una comida tradicional deliciosa, un cómodo lugar donde pasar la noche y sobre todo una buena dosis de tranquilidad, o al menos eso creía.
Llegué un poco más tarde de lo que esperaba y el día agonizaba para así dar paso a lo que se pronosticaba como una noche fría y lluviosa. Era otoño y a pesar de la ola de calor que azotaba a gran parte del país, aquel poblado parecía ajeno al clima global; la atmosfera se tornaba densa, las sombras envolvían los serpenteantes caminos empedrados, las siluetas de los árboles mecidas por el viento daban el aspecto de criaturas fantasmales al acecho, todo aquello merecedor de pertenecer a una novela de misterio.

La puerta de la posada “El Caballo Negro” crujió al abrirla, las viejas bisagras empotradas a aquella pieza de madera parecían desprenderse con cada movimiento. El interior del lugar no era menos viejo que su acceso, con un aspecto bastante rústico y lleno de polvo. El mostrador estaba vacío, así que llame con un golpe sobre la madera: nada. De mi lado derecho se encontraba un pasillo largo y obscuro iluminado solo por la tenue luz proveniente de un antiguo candil a la mitad de éste. A la distancia logre divisar una silueta deslizándose por en medio de las sombras, pensé que se trataría del encargado o algún otro inquilino así que llame.

-¡Hola!- no obtuve respuesta, solo silencio, pero al girar nuevamente la vista hacia el mostrador me lleve un gran susto al ver ahí una persona parada. Era un señor de edad, de aproximadamente unos sesenta y cinco o setenta años, con la piel blanca y cuarteada por la edad y la resequedad, de un aspecto más bien anémico, con los pómulos muy marcados, unas manos esqueléticas y una mirada penetrante a través de esos ojos negros, tan negros como la misma noche.

-¿Qué desea?-. me pregunto con una voz gruesa e inexpresiva.

-Eh….-. Dude por un instante -Quiero una habitación por favor-. Mi voz sonaba algo temblorosa, aquel sujeto no apartaba la vista de mi y por alguna extraña razón sentí miedo así que desvié mi mirada hacia otra dirección -Tienes que registrarte-. Debajo del mostrador saco una libreta desbaratada -Son cien pesos la noche-.

Tarde algunos minutos en anotar mis datos en aquellas hojas amarillentas, minutos algo tensos, y mientras escribía el anciano lanzó una pregunta con voz hueca: -¿Crees en los fantasmas?-. Levante la cabeza y le dirigí una mirada de sorpresa y confusión, y sin darme tiempo a contestar me dijo -Deberías-. dejo una llave sobre el mostrador y se dirigió hacia una puerta detrás de él perdiéndose en las sombras de aquél umbral. Con un aire de incredulidad e incomodidad me dirigí a mi cuarto asignado.

La intensa lluvia golpeteaba sobre la única ventana de mi habitación de la misma manera en que la pregunta de aquél extraño viejo golpeaba mi cabeza. Era tarde y me sentía exhausto por el viaje, pero por alguna razón no lograba conciliar el sueño. El hipnotizante movimiento de la llama danzarina que iluminaba aquél recinto estaba por extinguirse, así que me levante a cambiar la vela. Al enderezarme en la cama vi una silueta fuera de mi ventana, situación que se figuró extraña debido a la tormenta, además debía ser una persona algo pequeña por el reflejo. Fue cosa de segundos cuando decidí levantarme e ir a echar un vistazo y en el momento justo de asomarme a la ventana llamaron a mi puerta.

-¿Quién es?-. Nadie me contestó, pero seguían tocando a la puerta cada vez con más fuerza. Debido al hilo de luz que se colaba por debajo distinguí la sombra de una persona pero al abrir la puerta no había nadie, solo aquél lúgubre pasillo y un fuerte olor a nuez. Un ruido dentro de mi habitación me distrajo de mis pensamientos, gire y vi que la ventana se encontraba abierta, inspeccioné la escena y me sorprendí al darme cuenta que la ventana tenía el seguro por dentro. Dude unos cuantos minutos pero al fin me decidí en ir a hablar con el encargado.

-Disculpe-. Dije tocando la vieja madera del mostrador. Aquel viejo volvió a sorprenderme saliendo de otra puerta que no había visto en un inicio; no dijo nada, solo un leve gesto que mostraba indiferencia -Alguien ha estado molestándome en mi habitación, han llamado a mi puerta y han abierto mi ventana-. Lejos de sorprenderse, el viejo hizo una mueca de sonrisa y se limitó a decir: -Intente descansar, yo le aseguro que en este lugar no hay nadie más excepto usted-. No le di mucha importancia a esas palabras y regresé molesto a mi habitación por la actitud de aquél singular personaje.

Pasaban de las dos de la mañana y yo seguía dando vueltas en la cama conciliando el sueño en lapsos de quince o veinte minutos, el más mínimo ruido me ponía en estado de alerta. Escuchaba pasos fuera de la recamara, voces murmurando en los rincones, el crujido de la ventana, gritos en la distancia arrastrados por el viento gélido, el peso de objetos cayendo al suelo; hasta que un súbito portonazo me despertó. Eran las seis y cuarto de la mañana y sabía que me sería imposible seguir intentando descansar en aquél ambiente sombrío.

No me habia olvidado de las palabras del fantasmal viejo, realmente en ese lugar no había ninguna otra persona….excepto yo.Preparé mis cosas para continuar con mi jornada y salí de mi habitación para entregar la llave. Llamé varias veces pero nadie se apareció. La puerta detrás del mostrador estaba cerrada con candado. Busque por todo el lugar sin poder encontrar al esquelético encargado. Salí de la posada pensando que tal vez se encontraría barriendo el patío pero nada, ni rastro de él. A la distancia divise una garita, me sorprendió no verla la noche anterior. En la puerta se encontraba un señor de edad media de tés morena, al acercarme hizo un gesto de incredulidad al verme.

-Buenos días-. Le dije -Quiero entregar la llave de una habitación pero no encuentro al encargado, ¿usted me podría hacer el favor?-. Su cara reflejaba sorpresa y me hizo preguntarle qué es lo que sucedía, el me contesto: -¿Usted se quedó ahí a pasar la noche?-. Contesté afirmativamente, él solo se rió y me explico que esa posada estaba abandonada hace años, que él era el velador del predio y había escuchado historias extrañas entorno al lugar. Me quedé sin aliento y un frio estremecedor recorrió mi nuca, dirigí la mirada a aquél lugar y logré comprender el significa.